Feria para tod@s

 

Os ha pasado alguna vez en algún evento deportivo, pasacalle o manifestación que alguien justo detrás tuyo agarra un megáfono sin tu esperarlo y entonces, además del tremendo susto que te llevas, a ti te retumba todo por dentro y te tiras un buen rato con los oídos con un zumbido muy molesto?

Podeis por un momento imaginar hacer cualquier cosa, aunque sea algo que se presupone divertido, con música a través de un megáfono cerca de vuestro oído? Vamos a poner durante 3-4 horas seguidas.

Vamos a añadir ahora varios focos de intensidad considerable parpadeando alrededor de vuestros ojos durante el mismo periodo de tiempo.

Imaginaros además, que cuando estáis en un sitio abarrotado de gente, sentís un malestar horrible, agobio como estar atrapado en un sitio muy pequeño donde te quedas sin aire y además cuando te tocan, te recorre la espalda un escalofrío como cuando algo te da dentera.

Imaginar, todo esto a la vez, o de forma intermitente pero constante durante las horas antes mencionadas, que seriáis capaces de hacer?, en el caso de aguantar todo ese tiempo, después de semejante bomba a vuestros sentidos??

Las personas con Trastorno del Espectro Autista padecen estas sensaciones muy a menudo, unos mas, otros menos intensamente, pero la mayoría en mayor o menor medida. Esto ocurre porque tienen problemas para procesar correctamente la información que percibimos de nuestro entorno. Este problema de procesamiento no es exclusivo del autismo pero si muy frecuente.

Mi sentido del oído es como si llevase un audífono con el volumen bloqueado en “super-alto”. Es como un micrófono abierto que lo recoge todo. Tengo dos opciones: encender el micrófono y abrumarme con tanto sonido, o desconectado. (Temple Grandin)

Ahora os presento el escenario que nos trae hoy aquí, una feria. A que niño y también porque no adulto no le gustan las fiestas de su lugar de residencia? Todos tenemos recuerdos de las ferias de nuestro pueblo y también de la de los pueblos vecinos a que si? Bien, después de leer lo anteriormente expuesto os podéis hacer una idea de como se siente una persona con TEA en una feria.

Para intentar subsanar esto por lo menos en parte, desde nuestra asociación se nos ocurrió la iniciativa de proponer al Ayuntamiento de nuestra localidad, pedir a la asociación de feriantes, un tramo horario pactado donde las atracciones infantiles estuviesen abiertas sin música, el tramo horario ocurriría con la luz del día (las luces se perciben mas levemente), al ser un día entre semana, la afluencia de personas es mas reducida, ademas,  únicamente con los sonidos propios de las atracciones y sin música, eliminamos bastantes estímulos externos. Repasemos nuestro escenario anterior:

– El megáfono no suena

– Los focos son muy pequeños

– Y no hay agobio ni dentera

 

¿Que tal ahora?

 

¿ Quereis saber como se siente?  Imaginad el primer ejemplo, con megáfono a todo volumen lo siguiente:

 

Y sabeis como logramos que sonase para todo el mundo?? :

 

 

 

Beatriz Ruiz Arias

Mamá de un niño con TEA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *